Galletas para el corazón

Ya se que les debo entrada desde la semana pasada, lo que pasa es que me enfermé y como yo me enfermo pocas veces en el año, cuando lo hago me llega cabrona la enfermedad.
No es excusa lo se, pero dejen les cuento lo que paso este finde.

El plan original era postear el sábado, ya me urgía publicar algo, pero después del desmadre que se armó en la fiesta del viernes ya no pude. Luego iba a postear el Domingo regresando de mi escapada al DF, pero se me atravesó algo de tarea y falta de ideas. Hoy el post eran galletas de M&M’s porque Brenda me estuvo insistiendo que hiciéramos desde la semana pasada, pero esta mañana me avisa Brenda que no puede y luego me llegan con la noticia de que un chico que iba en mi escuela, murió.

Yo conocía a Gabo desde primaria, me llevaba mucho con su hermano Chema y pues no éramos mejores amigos, pero lo conocía, me llevaba con él, y enterarme que murió es un golpe al pecho, más porque es el tercer exOriente que ha muerto en dos meses, apenas una semana Rodrigo murió, y era mi vecino, vivía a dos casas de mí. ¿Que cosas no?

Ya esto parece maldición, ojalá el destino no quiera que el próximo sea de mi generación, mejor aún que no haya próximo, pero en fin, el punto es que con tanta mala noticia me acordé de cuando murió mi tío, no recuerdo todo perfectamente, pero si recuerdo que el día que me dijo mi madre que mi tío falleció había hecho galletas. También recuerdo que me comí como la mitad del platón de galletas, y se que mi mamá me quería regañar, pero no podía debido a la situación, de la misma forma recuerdo que al otro día (creo era Domingo) estábamos comiendo la mitad de la familia y empezaron a bromear sobre mi tío, recuerdo como me emputé cabrón porque aunque mi tía y él hubieran estado divorciados y no se vieran desde hace mucho, no justificaba que acababa de morir y ninguna broma era aceptable. Así que me levanté de la mesa, me fui a mi cuarto y me lleve casi todas las galletas que quedaban, pero esta vez mi mamá si me llamó la atención.
Admito que a veces suelo ahogar mi tristeza con galletas, son las únicas que me saben bien estando triste, y aunque Brenda no viene si no hasta mañana, igual haré galletas, y les dejaré la receta.

Ingredientes

200g de mantequilla (temperatura ambiente)
2 1/4 tazas de harina
3/4 de taza de azúcar
3/4 de taza de azúcar morena
2 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de polvo para hornear
1 cucharadita de sal
1 taza de M&M’s (de preferencia clásicos, pero si quieren usar algún otro tipo, adelante)

Vamos a prepararlas como hicimos con los cupcakes, primero precalentamos nuestro horno a 180º, y luego tomamos un recipiente y acremamos la mantequilla y agregamos ambos tipos de azúcar hasta que quede suave y esponjosa la mezcla. Luego añadimos los huevos y la vainilla, y juntamos en un tazón los ingredientes secos (harina, polvo para hornear y la sal) y agregamos poco a poco a la mezcla para que quede bien revuelta. Una vez que esté lista la ponemos en una bolsa y la metemos al refrigerador de 15 a 20 minutos cuando menos para que podamos preparar bien las galletas

Ahora, para agregar los M&M’s hay dos maneras, una que es agregarlos a la mezcla como si fueran chispas de chocolate, y la otra es agregar los M&M’s manualmente a las galletas. La primera es la más recomendable, si la masa está lo suficientemente fría no habrá problema en que se derritan los chocolates o pierdan su color. La segunda es más por estética realmente, hacen sus bolitas, las aplastan y luego ponen los M&M’s sobre la masa y los apachurran poquito para que queden bien metidas en la masa. Ahora, aquí mi sugerencia es la primera opción, porque en la segunda las galletas tendrían que ser más delgadas para que les sepan los pocos M&M’s que tendrán, así en la primera pueden hacerlas un poco más gruesas y con muchos más M&M’s.

En fin, una vez que decidieron como agregar sus M&M’s vamos a acomodar las galletas. En la primera opción ya que tienen su masa con los chocolates, van a hacer pequeñas bolitas y acomodarlas en su charola (no la engrasen) y recuerden dejar suficiente espacio entre cada una, dependiendo del tamaño de sus galletas, si las quieren muy grandes aplanen un poco su bolita de masa para que se extienda bien. Vamos a hornear las galletas entre 10-15 minutos, depende mucho del horno y del tamaño de las galletas.

Una vez que estén van a ponerlas a enfriar en una rejilla, así se enfrían bien por ambos lados y quedan más sabrosas, recuerden no encimarlas porque van a quedar deformadas y así ya no se ven tan bellas.

Y listo! Tienen deliciosas galletas de M&M’s para esos pequeños momentos de tristeza.
Recuerden que pueden sustituir los M&M’s por chispas de chocolate, nuez, almendra, malvaviscos o lo que gusten (:

Les dejo acá una entrada de @Pola_Cocina_Así con bellos Tips para hacer galletas, gracias a estos me quedan más sabrosas 😀

Les debo dos entradas, una de uñas para la señorita Thrace y otra del morral que les comenté desde un inicio, viernes y lunes estarán posteadas lo prometo (:

Ya tienen galletas para pasar bien el lunes, así que disfruten su semana.